La cerveza sabe mal

Antongiulio Mancuso Actualizado por Antongiulio Mancuso

Varias posibilidades:

  1. El barril no ha sido utilizado recientemente.

Comienza por mirar el indicador de frescura en la pantalla LCD, que le indica el tiempo que la cerveza aún está fría. Si este indicador sigue siendo bueno, pero el intervalo entre dos usos del tirador se acerca a los 7 días, es posible que haya residuos de cerveza en la tubería, lo que puede explicar el mal sabor. Pero no te preocupes, esto no significa que la cerveza ya no sea potable. Si siempre se ha conservado en frío y todos los indicadores están en verde, basta con dejar salir una pequeña cantidad de cerveza antes de servir la siguiente copa. 

  1. El vidrio utilizado no estaba limpio

Limpia a fondo el cristal con agua tibia y jabón, y luego aclárelo con agua fría para eliminar cualquier residuo de jabón o grasa. 

  1. La fecha de caducidad del barril ha pasado.

Comprueba la fecha de caducidad en el lateral del barril. Si ha pasado, no te preocupes, tu barril seguirá siendo potable durante unos meses más, pero es posible que haya perdido sus cualidades gustativas.

  1. El barril ha estado abierto durante más de 30 días.

Cuando se abre un barril, la cerveza que contiene mantiene su frescura durante 30 días, siempre que se mantenga fría en la máquina conectada o en el frigorífico con su mango. El indicador de frescura de la cerveza en la pantalla LCD te ayuda a ver cuánto tiempo se mantendrá fresca tu cerveza. La aparición de una raya y un signo de exclamación en su pantalla o la detención de la cervecera durante un período prolongado significa que la cerveza ya no está lo suficientemente fresca para ser consumida y que el barril debe ser sustituido. 

  1. La máquina no estaba enchufada permanentemente

La máquina debe estar conectada a la red eléctrica en todo momento. Una vez abierto el barril y refrigerado, la cerveza conservará su frescura durante un periodo de 30 días. Si el barril no se ha mantenido frío en la llenadora conectada o en la nevera con su mango, es posible que la cerveza ya no sea potable y en este caso lo mejor es cambiar el barril. 

  1. El mango no ha sido limpiado

El mango debe ser limpiado regularmente con agua caliente tan pronto como se reemplace el barril para eliminar cualquier residuo de cerveza en su interior.

  1. El tubo no fue reemplazado

Por razones de higiene y sabor, es importante sustituir el tubo cada vez que se cambie de barril, para evitar que la cerveza adquiera un mal sabor. Los residuos de la cerveza pueden quedarse atascados en la tubería, dándole ese mal sabor. En cada barril de cerveza nuevo encontrarás un tubo nuevo.

¿Has encontrado la respuesta?

La cerveza no hace espuma

contacto